Este sitio web utiliza cookies para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra
Política de Cookies
OK

Reforma y decoración Casi Casi, Como En Casa

reformas > Reforma y decoración > CASI CASI, COMO EN CASA
Volver
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 1
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 2
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 3
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 4
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 5
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 6
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 7
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 8
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 9
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 10
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 11
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 12
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 13
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 14
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 15
  • Ekidazu Reforma y decoración     Casi Casi, Como En Casa - 16
CASI CASI, COMO EN CASA

Ubicación: C/ San Marcial

Trabajo: Reforma y Decoración

Descripción:

Nos encontramos de nuevo frente a uno de esos retos difíciles y completos: los antiguos propietarios del bar Prontxio quieren trasladar el negocio y el nuevo propietario nos encarga la reforma del local. Hasta este punto todo parece relativamente sencillo, pero el reto comienza cuando nos ponemos a realizar el proyecto y  nos encontramos con que no podemos tocar ningún elemento estructural, instalaciones, etc. Es decir, hay que mantener todo como estaba en un inicio; el problema es que ese estado inicial es pésimo.

Pero como de todo se puede sacar algo bueno….nos ponemos a trabajar y le damos la vuelta a la tortilla. El principal objetivo es crear un bar acogedor que invite, no solamente a entrar, si no a quedarse, estar a gusto y por supuesto, volver. Queremos hacer del Prontxio un lugar a donde ir a comer con amigos y una buena copa de vino, un lugar acogedor donde tomarte un café con un buen dulce, o picar unas raciones en un espacio que te haga sentir como en casa.

Como se trata de un bar antiguo donde la actuación está muy delimitada, decidimos crear pequeños una vinoteca en uno de los espacios minúsculos y oscuros y un almacén lleno de diseño y productos interesantes en otra zona de la planta baja donde no podíamos actuar para consegui sacar de ellos el máximo partido. 

Esto sería reduciéndolo mucho, mucho. Pero para entenderlo bien, el proyecto se ha basado en respetar absolutamente lo existente y sacar de ello el máximo provecho.

Se trata de un local de dos plantas: una primera muy estrecha y larga, y una segunda planta con zonas de almacén y cocina.

Lo primero que teníamos que hacer es limpiar el local y sacar todo el mobiliario, electrodomésticos y escombro existente. El segundo paso era conseguir evitar la sensación de humedad, oscuridad y frialdad que había en el local, para lo que trasdosamos todas las paredes de la planta inferior y limpiamos todas las paredes de los restos de humedad que había.

Para seguir con el trabajo básico de conseguir un local más cálido, se azulejó todo el bar con una cerámica que imita a madera sobre el suelo existente, así como la cocina, almacén y servicio.

El siguiente paso fue sustituir los muebles de cocina y barra, así como los aparatos sanitarios, siempre manteniendo la ubicación de cada elemento para no tocar ninguna instalación.

El local era muy oscuro por lo que se trabajó mucho en la iluminación del mismo. Colocamos luminarias a lo largo de la barra y en el interior de la misma. En la planta inferior, se distribuyeron lámparas colgantes por cada estancia y se iluminaron las zonas de paso. Como iluminación secundaria, colocamos unos puntos a lo largo de la escalera y unas tiras led en los muebles de almacén. Finalmente, decidimos iluminar los nichos que teníamos en el espacio principal de la planta baja para logar dar mayor profundidad a los mismos. Las luminarias escogidas se colocaron para lograr que cada espacio fuera diferente.

La barra de la planta superior la cubrimos con un material de aspecto marmolado y colocamos unas redes de gallinero en la parte baja de las paredes, tanto para proteger de posibles golpes así como para potenciar el espacio largo del que se trata.

Se diseño de nuevo el pasamanos de la escalera, siguiendo el diseño de la verja exterior. Decidimos pintar el local en un azul oscuro para potenciar el espacio y hacerlo más visible. 

Finalmente escogimos dos papeles muy diferentes, pero que funcionan perfectamente entre sí, para los dos huecos de la planta inferior. Así conseguimos dos espacios únicos dentro del propio bar. Colocamos muebles de madera y hierro tanto en el cuarto botellero, almacén y barra.  Diseñamos el mueble del servicio siguiendo con el diseño de toda la herrería del bar.

Para terminar, colocamos todos lo detalles florales siguiendo con el diseño de la planta inferior y así conseguir la sensación de calidez perseguido desde el principio.